Family Winery

Sexta generación de una familia dedicada al viñedo y a la elaboración de vinos

Bodegas Las Orcas es una pequeña bodega familiar situada en el municipio de Laguardia, Rioja Alavesa.

Lucia Abando San Pedro pertenece a la sexta generación de una familia dedicada al viñedo y a la elaboración de vinos. Recientemente incorporada a la empresa familiar, llega para quedarse y darle un soplo de aire fresco a la bodega.

En 1994, tras el matrimonio de Cristina San Pedro Rández con Raimundo Abando, crean conjuntamente Bodegas Las Orcas, con la gran ayuda y el apoyo de los padres de ella, Javier y Cristina.

Laguardia, protegida por la Sierra de Cantabria, es un lugar donde el viñedo y el vino son los mayores protagonistas. Desde las bodegas subterráneas que se remontan a la Edad Media hasta las más modernas del siglo XXI. Un equilibrio entre tradición y modernidad.

Este es el equilibrio que han buscado Cristina y Raimundo desde sus inicios, y que con la incorporación de su hija Lucía se seguirá impulsando.

Lucía es graduada en Ingeniería Agroalimentaria y del Medio Rural por la Universidad Pública de Navarra y la Universidad de Mendel en Brno (República Checa). También ha realizado el máster habilitante de Ingeniería Agronómica en la Universidad Politécnica de Madrid y el máster de Enología Innovadora por la Universidad del País Vasco y la Universidad Pública de Navarra en colaboración con la Universidad de Burdeos.

Su filosofía es muy clara, mostrar la esencia de sus viñedos en los vinos, con ideas innovadoras pero siempre respetando el buen trabajo y la tradición que caracteriza a sus padres.

La familia Abando San Pedro trabaja en la actualidad con 10 hectáreas de viñedo propias y 12 ha controladas, todas ellas en la localidad de Laguardia.

La realización de la nueva bodega trae consigo el querer unificar la experiencia de Raimundo y Cristina, los conocimientos y la frescura de su hija Lucía y las nuevas tecnologías, para lograr vinos con personalidad única que combinen terruño, tradición y modernidad.

En el corazón de la bodega encontramos un lugar especial

BODEGA

Actualmente nos encontramos construyendo una nueva bodega situada dentro de nuestros viñedos.

La nueva bodega viene en consonancia con el nuevo enfoque que se le va a dar a nuestro proyecto con la incorporación de Lucía.

Buscamos un lugar de trabajo que respete el entorno tan característico e importante que nos rodea y a la vez que incorpore los nuevos avances tecnológicos que aporten ese giro que buscamos en los vinos respetando siempre el terruño y la tradición pero con ese toque de modernidad que esta bodega nos puede proporcionar.

La bodega se dividirá en diferentes naves, la nave de elaboración, la nave de envejecimiento del vino, con una capacidad para 500 barricas de roble francés, además de la zona de embotellado, el almacén, oficinas, sala de catas y mucho más !!!

¡¡¡Nos gustaría recalcar que a medida que se vaya construyendo la nueva bodega os iremos enseñando el proceso a través de nuestras redes!!!

VIÑEDOS

Nuestras viñas se encuentran en un enclave privilegiado; al norte, protegido por la Sierra de Cantabria y al sur, por el río Ebro. Un área excepcional para la elaboración de grandes vinos: clima mediterráneo, altitud de las viñas (entre 500 y 700 metros), calidad de su suelo, arcillo-calcáreo, y una buena precipitación (entre 500-600 L/m2).

Nuestros vinos están elaborados con las mejores uvas de las variedades Tempranillo, Graciano, Garnacha y Viura, seleccionadas de nuestros viñedos, tanto propios como controlados.

Entre ellos destacan:

FINCA SAN ÁNGEL
Uno de los viñedos más emblemáticos de la familia Abando San Pedro, plantado hace 30 años, cuenta con una extensión de 4,2 ha.

Se encuentra a una altitud media de 535 m y a tan solo 2 km y medio de la Villa Medieval.

El sistema de conducción es espaldera con cordón bilateral.

La variedad que predomina es Tempranillo, además de una pequeña zona plantada con Garnacha y Viura.

De aquí nace nuestro Crianza, un vino amplio, potente, estructurado y con un carácter muy afrutado.

CARRAELCIEGO (Entradas de San Ángel)
El viñedo más característico de la familia. Se trata de una viña en vaso de 60 años de edad con una extensión de 2,8 ha.

Viñedo de Tempranillo por excelencia, excepto en la “cabezada”, la parte más alta, donde se encuentra nuestra Viura más destacada.

De aquí surge nuestro Reserva, un vino elegante, largo en boca y con carácter afrutado.

EL MUSCO
Único viñedo propio de la familia de la variedad Graciano.

Situada en un entorno inmejorable alrededor de una de las cuatro lagunas que pertenecen a Laguardia, siendo un biotopo protegido por la UNESCO.

Cuenta con 2,7 ha y fue plantada hace 20 años.

El sistema de conducción es espaldera con cordón bilateral.

De aquí surge nuestro emblemático Pagos de Valdeorca.

“Viñedos que pertenecen al entorno inmejorable del paisaje cultural del vino en Rioja Alavesa”